Go to Top

¿Sabías que…?

ventajas-de-la-gestion-de-flotas-de-transporte-terrestre

VENTAJAS DE LA GESTIÓN DE FLOTAS DE TRANSPORTE TERRESTRE

Se le llama gestión de flotas de transporte terrestre a la correcta administración y logística de un grupo de vehículos de una organización.

Así, la gestión puede incluir toda una gama de funciones tales como:

  • Sistemas telemáticos (de seguimiento y diagnóstico de los vehículos)
  • Mantenimiento de las unidades
  • Control de combustible (cargas y descargas)
  • Seguridad y salud de los conductores de los vehículos

Dicho lo anterior, las ventajas de las que disfruta una empresa como consecuencia de una apropiada implementación de un sistema de gestión de flotas de transporte terrestre son varias, e incluyen:

  • Seguimiento en vivo de la ubicación de los vehículos: especialmente útil no sólo para el gestor de la flota, sino para el cliente, ya que ambos pueden saber en tiempo real qué tan lejana se encuentra la mercancía de su destino
  • Diagnóstico mecánico oportuno: algunos sistemas modernos permiten conectarse al ordenador del vehículo para poder recopilar información sobre su estado, ayudando a determinar si es necesario o no que la unidad reciba mantenimiento
  • Optimización del uso del combustible: ayuda en el control del consumo real de combustible, midiendo tanto cargas como descargas realizadas, generando reportes que incluyan la información requerida
  • Seguridad y control remota de las unidades: al conocer los encendidos y apagados del motor, así como los cambios de ruta, el gestor puede saber si el vehículo ha sufrido algún percance, como una falla mecánica o sido víctima de un acto delictivo

Así mismo, cabe mencionar que para poder disfrutar de todas estas y otras ventajas es fundamental tomar en cuenta la conducción eficiente de todos y cada uno de los vehículos de la flota. Si los choferes de las unidades no cuentan con buenos hábitos de conducción (los cuales pueden ser monitoreados a través del sistema de gestión de flotas), los beneficios no serán tan significativos como debieran.

Cabe mencionar que contrario a lo que pudiera pensarse, la gestión de flotas de transporte terrestre cuenta con varios sectores de aplicación. De hecho, se recomienda su uso para prácticamente cualquier empresa que cuente con vehículos, ya que invariablemente su uso le traerá grandes beneficios.

 

 

 

 

___________________________________________________________

¿Cómo funciona un GPS?

 

  • gps2Si alguno de ustedes ha usado un GPS (Global Positioning System), habrá notado que -desde el teléfono- el sistema le dice incluso vía voz qué rumbo tomar, dando señales específicas en distancias, en metros si estamos en países donde se usa el sistema métrico decimal, hasta llevarnos a nuestro destino. De verdad, parece magia. En mi opinión, esta es una de las aplicaciones más ingeniosas que tenemos ya accesibles, pero ¿cómo funciona?
    El sistema de posicionamiento global permite, de hecho, determinar la posición de un objeto, sea una cosa, un vehículo, una persona, en todo el mundo, con una precisión de centímetros en algunos casos. Sin embargo, para las aplicaciones civiles, la precisión es de metros realmente. Nació como una aplicación militar en los Estados Unidos, desarrollada por el Departamento de Defensa de ese país. El sistema GPS funciona gracias a 24 satélites que saben la posición de un objeto por triangulación, es decir, usa más de un satélite para ubicar la posición de un objeto, de hecho, mínimo tres de ellos.
    La red de 24 satélites gira en órbita sobre la Tierra, a una distancia de 20,200 kms de altura, con trayectorias sincronizadas que cubren toda la superficie del planeta. Cuando se necesita conocer la posición de un objeto, se utilizan tres satélites mínimo, los cuales reciben del teléfono celular o del dispositivo GPS, la señal que lo identifica, así como la hora. Con estas señales, el sistema calcula entonces el tiempo que tardan las señales en llegar y de este modo sabe la posición del objeto.
    Sin embargo, esto no es suficiente para que una aplicación como la que usamos en el teléfono, funcione. Se necesita tener alimentados los mapas de las ciudades, de las calles, para así poder brindar la información pertinente. Dicho de otra manera, una aplicación de GPS reconoce la posición en latitud y longitud, y hace su equivalente con respecto a un mapa el cual conoce de nombres de calles, avenidas, comercios, sitios de interés, etcétera. Se dice fácil, pero hay mucha ciencia detrás de un sistema de esta naturaleza.
    No es magia, pero como habría dicho Arthur C. Clarke, en su llamada “tercera ley de Clarke”: ‘Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia’.

Fuente: http://www.unocero.com/